Cerraduras electronicas.

Cerrajeros profesionales
Una cerradura digital es un artefacto de alta tecnología en materia de seguridad, en el mercado las hay de todo tipo de modelos tamaños y precios, una más accesibles que otras, en el mundo actual adquirir una cerradura electrónica o digital, puede parecer imposible, pero buscando bien, se pueden encontrar modelos y marcas que están más al alcance del consumidor de clase media.
La seguridad doméstica nunca va a ser suficiente cada día existe más vandalismo, esto afecta y pone en peligro tu patrimonio doméstico, más aún cuando guardas objetos de valor de convierte en el objetivo aquellos amigos de lo ajeno. Aunque claro todo depende de tu país de residencia. Un candado o una cerradura estándar muchas veces no resulta ser suficiente. Una cerradura digital o electrónica resulta muchas veces ser una opción muy tentativa a la hora de proteger tu hogar
Existen dos tipos.
Digitales electrónicas
Esto son uno de los más sofisticados cuenta con una memoria reprogramable en caso se da fallas eléctricas es accesible por ambos lados con uno o más códigos de seguridad. Esta cuenta con una pantalla digital que funciona de manera táctil. Algunos modelos de ese tipo poseen sensores de proximidad que hacen una mini alarma en la casa cuando alguien se hacer a la puerta donde esta se encuentre, otras son resistentes al agua. Este tipo de cerraduras posee de 3 a 5 pasadores de seguridad todo depende de la seguridad requerida y la configuración de la misma, en ocasiones y como se ve en los grandes hoteles se puede programar una tarjeta de seguridad para aquellas cerraduras que posean banda magnética, esto evitara la tediosa rutina de teclear la clave a cada salida y entrada, está en particular posee la gran desventaja de que puede ser extraviada.
Mecánicas
Estas son muy particulares ya que no requiere ninguna fuente de alimentación eléctrica para funcional su teclado es estándar, no posee pantallas digitales y solo puede equiparse con un clave por vez, estas también pueden incluir una banda magnética para tarjetas y poseen de 1 a 3 pasadores de seguridad un poco menos que la anterior pero igual de eficiente en lo que materia de seguridad se refiere.
Algo que tiene en común estas cerraduras es la manilla que poseen en su interior, esto lo hace vulnerable si se nos olvidara activar los pasadores de seguridad al salir. Como siempre ha ocurrido en nuestra vida suelen ocurrir accidentes de perdida extravió o hurto de estas tarjetas magnéticas, o peor aún salimos un momento de nuestro departamento o nuestra casa y el inoportuno y siempre presente viento nos cierra violentamente la puerta. ¿qué hacemos? si la tarjeta está dentro y quedamos fuera de nuestro templo y solo tenemos nuestra cerradura configurada para abrirse con ella. Un profesional tardara horas en llegar y cobraría una fortuna.
Como ya dijimos una cerradura electrónica posee una manilla en la parte interna lo único que debemos hacer es acceder a ella.
Con un alambre lo suficientemente largo, rígido y flexible lo lograras
Lo primero que debes hacer es doblarlo en forma de L y meterlo por debajo de la puerta no sin antes en la parte más corta de esa L que acabas de fabricar doblarla un poco en forma de curva y hacer una especia de gancho.
Debes hurgar de manera meticulosa hasta que desde la parte contraria de la manilla de tal manera que el gancho quede por encima de ella y luego lo diriges hacia el extremo donde se encuentra la manivela una vez tengas la posición exacta, tira del alambre con suavidad, hasta que sientas la obstaculización de la manilla luego tira con fuerza y listo tu puerta estará abierta.

Aprende a hacer una ganzua casera

Cerrajeros profesionales
Uno de los instrumentos más utilizados por los cerrajeros en todas las acciones que necesitan, es definitivamente la ganzúa.
Si tú no eres un cerrajero profesional puedes adquirirla en cualquier tienda o ferretería, pero será un instrumento que solo utilizarás por un momento y luego desecharás, así que no vale la pena realmente hacer esa inversión.
Sin embargo, si llegas a necesitar una porque vas a abrir una puerta que se quedó atorada o porque no tienes la llave, hay formas de hacerlas con simples elementos que tienes en la casa.
Te enseñaremos algunas cosas que necesitas saber sobre el uso de este pequeño instrumento.
Que es una ganzúa
Para que sirve una ganzúa
Cuantos tipos de ganzúa hay
Como se usa una ganzúa
Como construir una ganzúa casera
Que es una ganzúa
Una ganzúa es una herramienta usada por los cerrajeros que consta de una especie de lámina de metal muy delgado con un pequeño gancho en la punta. Normalmente las ganzúas están hechas de aluminio o de acero inoxidable.
Para que sirve una ganzúa
Una ganzúa sirve para abrir puertas sin necesidad de usar la llave. Es la forma más sencilla de explicarlo pues una ganzúa sirve para introducirla en la cerradura y mover los pines que se encuentran en el cilindro, de modo que al final se logre la combinación deseada y se pueda abrir la puerta.
Cuantos tipos de ganzúa hay
Básicamente hay dos tipos principales de ganzúa, la manual o de lámina de gancho y la automática o eléctrica que funciona enviando ciertas vibraciones a la punta que permiten un mayor movimiento dentro de los pines de la puerta.
Ambos tipos de ganzúa tienen la misma funcionalidad, solo que uno es más “moderno que el otro” y genera las vibraciones por sí mismo mientras que a la ganzúa manual habría que darle pequeños golpes con un martillo o algún objeto contundente.
Como se usa una ganzúa
El uso de una ganzúa es muy sencillo, normalmente requiere un poco de practica para lograr que funcione completamente bien.
Para su correcto funcionamiento requiere el uso de otra herramienta que es como una pequeña aguja de tejer y que sostendrá los pines en la posición correcta a medida que la ganzúa los va levantando.
Para usarla primero colocamos la herramienta de gancho dentro del bombín de la cerradura y luego introducimos la ganzúa. Comenzamos a hacer movimientos con la ganzúa para desplazar los pines del cilindro y con el gancho los vamos sujetando en su lugar. Estos movimientos requieren un poco de practica para hacerlos bien.
Finalmente, cuando todos los pines se hayan levantado, se gira el bombín y se puede abrir la puerta.
Como construir una ganzúa casera
Explicaremos los dos métodos para los dos tipos de ganzúa, la ganzúa manual y la ganzúa de percusión.
Para construir una ganzúa manual se hace algo tan sencillo como esto:
Se toman dos clips o alambres similares
Se dobla a la mitad
En la punta donde queda el dobles se hace un arco de modo que se forme un gancho y listo, esa es la ganzúa
El segundo clip será el gancho de apoyo de la ganzúa, se estira completamente y se dobla un poco la punta, formando un pequeño gancho.
Para construir una ganzúa de percusión necesitas un tipo de alambre de los que vuelven a su posición normal cuando los doblas y alambre normal.
Toma el alambre normal y únelos a cada punta del alambre flexible
Usa un trozo de alambre más pequeño para hacer un gancho que sujete el alambre flexible y lo mantenga doblado.
Dobla con forma de ganzúa una de las puntas de alambre que colocaste
Coloca un pequeño taco de madera en una de las partes inferiores del alambre flexible.
Cada vez que abras y cierres se generará una pequeña vibración en la punta que genera la percusión necesaria para abrir una cerradura.

Instalando una Puerta de Madera

Cerrajeros autorizados
Cuando ya se tiene el marco colocado en el espacio que hemos determinado para su acceder a un nuevo espacio de nuestra casa, necesitamos comprar la puerta de madera que se instalará allí, antes de lo cual debemos tomar las medidas correspondientes a la altura y al ancho de ese marco para estimar el tamaño que tendrá esa puerta.
Para que tengas una idea, que podrás corroborar con el vendedor, la puerta debe tener un cuarto de pulgada menos que el espacio medido a partir del marco, ya que debemos asegurarnos que su movilidad se realice sin problemas.
Antes de proceder a instalarla, mide la puerta para verificar que no roce con el piso ni con el marco, sobre todo si se va a contar con una alfombra en el nuevo espacio que estamos preparando, lo cual supone que la puerta podría tener que ser ajustada para no tropezarla.
Si debes reducir su tamaño, procede a hacerlo; dependiendo de cuanto deba recortarse, deberás usar una sierra, una lija o un cepillo de carpintería, pues tenemos que tener presente que su acabado debe ser liso.
Al verificar nuevamente sus medidas, puedes ayudarte con unas cuñas que te ayudarán a sostenerla mientras observas su encaje. Si todo va bien, procede a colocarle las bisagras, chequeando previamente de qué lado necesitas que se abra la puerta.
Hecho esto, mide y marca la posición de las bisagras, que deben quedar equidistantes, a diez centímetros de la parte superior e inferior de la puerta y en su centro.
Una vez que le has atornillado las bisagras, fíjala en el marco, recordando que en éste debes haber surcado la madera del marco para que la bisagra quede a nivel de éste y se logre un movimiento natural al abrir o cerrar la habitación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies